Colecistectomía segura: cómo evitar una lesión de la vía biliar